Super Izas

Últimamente he recibido un montón de dibujos de niños. Todos me encantan, pero el de Jules nos hizo especial gracia:

Así que de repente y sin superpoderes, me he convertido en Super Izas. Y como las heroínas tienen importantes misiones que cumplir, termino agotadica de la vida.

En los ratos que me quedan hago cuatro dibujos, me pego una carrerita por el páramo y riego los tomates. Ya no tengo tiempo para andar a vueltas con la bombona de butano y la Brita; de mis nuevas hazañas no os puedo hablar porque los superhéroes nunca desvelan sus secretos.

Una cosa sí os digo: esta historia para un rato bien, pero en cuanto deje KAO al último dragón me suelto la melena, retomo los pinceles a tiempo completo, y ya me han visto el pelo. Que estos guantes pesan mucho y las trenzas de boxeadora me sientan fatal. Y eso que Hillary Swank estaba monísima con ellas; no hay derecho.

Gracias por seguir ahí, y besos a todos!!!

Comentarios

  1. Si el boxeo tiene algo de magia es el equilibrio mágico de luchar combates más allá de la resistencia. Más allá de costillas rotas, riñones doloridos y moretones. Es la magia de arriesgar todo por un sueño que nadie más ve excepto uno mismo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario