jueves, 16 de abril de 2015

Cómo ser feliz en el campo (Mi vida rural, parte III)

Tras estos meses dedicándome a pintar, he de confesaros que no me estoy haciendo rica pero sí mucho más feliz. Porque disfruto enormemente de lo que hago, y porque después de todo me encanta estar aquí.

Y como gano menos dinero, pues gasto menos. Y listo! Aunque me sigue encantando ir de finde por ahí y de japo en japo, también he descubierto un montón de cosas placenteras y gratis para hacer en este paraje perdido:


Es por eso que ahora estoy haciendo mía la máxima de "no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita". Sin exagerar, claro.


Pero.... OJO!!....  CUIDADO!!  .... LEER CON ATENCIÓN!!!...
Hay una variante muy peligrosa de esta frase, que definitivamente NO comparto, y que he escuchado más de una vez. No os dejéis engañar!! Al final la verdad siempre sale a la luz:


(sin intenciones sexistas el dibujar un chico, prometido!!)

A mí no me la vuelven a dar con queso!
Muchos besos a todos, y feliz primavera!!